SELVA BANANITO LODGE: UN VIAJE AL PRINCIPIO DEL TIEMPO
Por Ella y Wolfgang Leihner
Costa Rica Explorer

Yo nunca creí que viajar en el tiempo fuera posible. Hasta ahora. Hoy he retrocedido cientos y cientos de años en el tiempo. He viajado desde la moderna y dinámica ciudad de San José al más denso e inexplorado bosque lluvioso de Costa Rica. Estoy acostado en una hamaca mirando los majestuosos y antiguos bosques primarios de la cordillera de Talamanca, y aún no puedo creer como la familia Stein se las ingenió para construir un lodge tan bello y espacioso aquí, en el fin del mundo y donde comienza el paraíso. Estoy feliz que lo hayan hecho.

Solo hace unas cuantas horas me recogieron en San José. El bello recorrido escénico a través del Parque Nacional Braulio Carrillo y las llanuras del Caribe, me ayudó a dejar atrás todos los pensamientos acerca del trabajo, y a esperar a los días venideros llenos de aventura y descanso. Nada me había preparado para la belleza y la gran variedad de impresiones que estaba por vivir.

El microbús proveniente de San José nos dejó a otros huéspedes y a mi en Salón Delia, el principal centro social del tranquilo pueblo de Bananito Norte, 18 Km. al sur y 4 Km. carretera adentro de Puerto Limón. Distante de las ciudades modernas, me impresionó el ambiente de este pequeño pueblo: niños jugando en la calle de lastre y muchos adultos sosteniendo conversaciones. Nadie parecía tener prisa.

Fuimos recibidos inmediatamente por un amigable guía multilingüe de Selva Bananito Lodge. Nos señaló el jeep 4x4 y con una sonrisa nos explicó que aquí es donde empezaba la aventura en la selva. De hecho, once kilómetros de camino polvoriento siguen paralelos al Río Bananito hasta las montañas de la Reserva Selva Bananito. Con cada kilómetro, sentíamos como dejábamos docenas de años atrás. Con esta media hora de viaje y a lo largo de fantásticos panoramas, presenciamos la última casa con electricidad, la última escuela rural, la última pulpería, las primeras carretas y personas a caballo, y atravesamos los primeros ríos hasta llegar a nuestro destino final: Selva Bananito Lodge & Preserve, oasis de confort y tranquilidad en medio de la naturaleza virgen.

Selva Bananito ofrece una atmósfera muy especial y distinguida a sus visitantes. Uno estará rodeado de un ambiente refinado, íntimo y acogedor. El huésped disfrutará de el trato personalizado y amable de los dueños y miembros del staff. Ellos lo acercarán y le harán conocer los majestuosos entornos naturales. Amantes de la naturaleza, aventureros y observadores de aves, encontrarán uno de los secretos mejor guardados en Costa Rica: Selva Bananito Lodge & Preserve, un tesoro escondido en Talamanca.

Siguiendo la tradición caribeña y acoplándose armoniosamente con sus alrededores, el Lodge está construido sobre basas. Para la construcción de las 11 espaciosas cabinas, las cuales hospedan hasta cinco personas, fueron utilizadas maderas preciosas recicladas, las cuales habían sido desechadas por actividad maderera dos décadas atrás. Para prevenir el impacto de maquinaria, se utilizaron búfalos de agua para el transporte de la madera. Además se prescindió de un generador eléctrico para no interrumpir la tranquilidad y la paz de este escenario natural y a la vez acoplarse mejor al ambiente; a cambio, uno disfrutará de cenas muy románticas a la luz de las velas. Aunque no haya electricidad, no hay necesidad de sacrificar el confort de una ducha caliente, ya que paneles de energía solar proveerán suficiente agua caliente para ducharse.

Selva Bananito Lodge se localiza en una loma con vista al valle del Río Bananito de un lado y del otro con vista a la Reserva Selva Bananito. Esta reserva privada con un área de 850 hectáreas cubiertas de bosque lluvioso primario, colinda directamente con el “Parque Internacional La Amistad” y además es parte de la “Reserva de la Biosfera La Amistad”, el área de conservación más grande de Centroamérica, considerada mundialmente como uno de los tres corredores biológicos de más importancia para la migración de aves. La migración de aves de rapiña ocurre dos veces al año: en Marzo, la migración ocurre hacia el Norte, y en octubre se dirigen hacia el sur. Junto a esta migración ocurre la de muchas otras especies de menor tamaño. Selva Bananito hospeda más de 300 especies de aves.

No solamente observadores de aves y amantes de la naturaleza son atraídos a esta locación idílica, sino también aventureros en busca de adrenalina. Las actividades en estos paisajes naturales únicos incluyen caminatas de historia natural cortas y caminatas más extensas por la selva virgen, campamentos en la jungla, rappel en las cataratas (30 metros), tree-climbing (exploración del dosel usando la técnica de escalada de árboles con tres opciones a escoger, siendo la más alta de más de 40 metros de altura ). Además se ofrecen tours a caballo para principiantes y para jinetes con experiencia por igual y la actividad más difícil y dura de todas: descansar en una hamaca.

Disfrute de las espectaculares vistas desde las hamaca mientras lee ese libro para el cual no tuvo tiempo; escápese de la agitada vida citadina mientras se relaja y duerme una siesta en una de ellas. Después de haber pasado un caluroso día lleno de actividades en la jungla, refrésquese en una de la muchas “piscinas naturales” del Río Bananito.

Los programas de turismo y conservación en sus 850 hectáreas de bosque lluvioso primario, y las actividades de agricultura de bajo impacto en las restantes 400 hectáreas de la finca ( bananos orgánicos, ganadería de doble propósito y reforestación) han convertido a Selva Bananito Lodge & Preserve en un modelo de desarrollo sostenible para toda Costa Rica. Muy pocos otros proyectos en Costa Rica ofrecen un concepto eco-turístico y de desarrollo sostenible tan bien concebido.

“Frommer’s Travel Guide to Costa Rica” incluye Selva Bananito Lodge & Preserve como uno de los diez mejores proyectos eco-turísticos y zonas silvestres de nuestro país. Selva Bananito ha aparecido en múltiples artículos de revistas, periódicos y programas de televisión internacionales.

Reserva Selva Bananito juega un papel único, no solo por su rica biodiversidad, si no por que es la zona de recarga acuífera o el área de producción de agua más importante para la cuenca del Río Bananito, de la cual aproximadamente 80 000 habitantes de la ciudad de Limón y lugares circunvecinos se suplen con agua. Para poder garantizar un suministro suficiente de agua potable durante los próximos 100 años, la familia Stein decidió usar el turismo de naturaleza y aventura como un instrumento para apoyar la Fundación Cuencas de Limón.

Esta fundación sin fines de lucro se ha convertido en un líder regional en protección de cuencas hidrográficas y ha tenido gran éxito en detener la tala ilegal de bosques en áreas vecinas. Además, se ha dado a la tarea de dirigir programas de educación ambiental para poblaciones locales, en especial, la educación de estudiantes en cuestiones manejo de cuencas hidrográficas y su importancia.

Retroceda en el tiempo. No deje pasar la oportunidad de vivir y descubrir los tesoros escondidos de Talamanca. Selva Bananito Lodge & Preserve le ofrecerá una experiencia inolvidable y de alta calidad. Con su visita, se convertirá en parte activa e integral en los esfuerzos de conservación.

A la hora de viajar a Costa Rica, escoja sabiamente ... y por favor... apoye el turismo de naturaleza y de aventura responsable, tal como el que se ejemplifica en Selva Bananito Lodge & Preserve.



CONSELVATUR
Naturaleza Pura -- Aventura Total
Conservación sin Fronteras



Inicio | Sobre Conselvatur | Selva Bananito | Tours de Aventura | Contáctenos | Noticias | Reviews | Lebro de Huéspedes

©Copyright 2002 Conselvatur
Created and Maintained by Hawx Philadelphia, an Independent Affiliate of the
Virtual Private Marketplace
This site is optimised for for Netscape 4.0 and Internet Explorer 5.0 or higher. Please download an updated version